Tutorial de como pintar al óleo

By 26 febrero, 2015 Guías
pintar al oleo

Este artículo sirve como método de introducción al mundo de pintar al óleo. En él se describen los elementos necesarios y convenientes a la hora de llevar a cabo esta tarea. Antes de ponerse a hacer nada es necesario preparar todos los elementos o utensilios necesarios que posteriormente nos harán falta.

Una vez aprendidos los elementos a utilizar empezaremos a introducirnos en la materia aportando unos conocimientos teóricos para acabar brevemente en unos prácticos.

Elementos para pintar al óleo

Lienzos

lienzos
Los lienzos serán las superficies sobre las que pintaremos. Hay de muchas clases. Se recomiendan maderas secas, preferiblemente de buena calidad para evitar posteriores movimientos. Cartón de prensado liso, el cual prepararemos antes de pintar. Debe de tener cierto grosor, así evitaremos que se pueda arrugar.

El lienzo con bastidor es el soporte más común utilizado a lo largo de la historia. Actualmente existen varios tipos de lienzos, según su tamaño o formatos, así como las telas.

Caballetes

caballete

Otro elemento fundamental a la hora de empezar a pintar. Hay de muchos tipos y precios.

Es aconsejable no gastarse mucho dinero a la hora de comprar el primer caballete ya que, cada pintor tiene su postura ideal, con lo que se siente más cómodo.

Podemos elegir entre caballetes para pintar de pie o sentado. Hay otros específicos para pintar al aire libre, pudiéndolo plegar para que sea más fácil su transporte.

En cuanto a complejidad podemos encontrarlos desde los más sencillos (de tipo triangular con opciones de plegado) a los que se utilizan sobre una mesa (suelen venir con una caja para guardar los pinceles y pinturas).

Colores

colores
Los colores para pintar al óleo son bastante aceitosos y pastosos. Vienen en tubos y componen una amplia gama de colores.

Como todo, su calidad depende de las marcas. Las más habituales son: Van Gogh, Goya, Titan o Rembrandt.

Para empezar con una cantidad aceptable de colores podremos optar por comprar los siguientes
Blanco titanio (tubo grande)
Tierra sombra tostada
Azul ultramar
Azul cobalto
Amarillo cadmio claro
Ocre oscuro
Rojo cadmio
Magenta
Verde vejiga
Verde esmeralda
Negro marfil (tubo pequeño)
Los colores son muy subjetivos, cada uno se adapta mejor a unos y peor a otros. Averigua probándolos y crea tu mejor combinación.

Pinceles

pinceles
Los pinceles son los mismos que para pintar en acrílico. Como podrán imaginar a multitud de tipos y cada pintor elige los más convenientes según sus preferencias. Podemos encontrar pinceles de pelo de marta rojo, de pelo de ardilla, de turón, etc. Destacando los pinceles de pelo de cerdo y los de filamentos sintéticos. Destacando su calidad y precio. Por ello conviene optar por este tipo de pinceles, para poder empezar sin desembolsar una gran cantidad de dinero.

Os pongo una pequeña lista de pinceles para empezar:

3-4 pinceles de pelo sintético. Son los más suaves. Números 2, 4, 6 y 8.

4-5 pinceles de pelo de cerda planos. Números 4, 6, 8, 12 y 14.

2 brochas planas de pelo de cerda. Utilizadas para barnizar o pintar superficies grandes.
Hay que recordar que los pinceles deben de quedar limpios una vez acabada la sesión. Para ello hay que utilizar esencia de trementina y por supuesto evitar completamente el aguarrás barato.

Si se va a tardar en volver a utilizar conviene lavarlo con agua templada y jabón sobre la palma de la mano. Una vez esté bien limpio le daremos su forma original con los dedos.

Si seguimos estas pautas conservaremos nuestros mejores pinceles durante años.

Espátulas


espatulasLas espátulas conviene tenerlas. Usadas tanto para mezclar colores en la paleta de madera como para pintar con ellas. También sirven para eliminar restos de pintura del cuadro y de la paleta. En principio basta tener una, pero hay varias con diversas utilidades.

 

Otros elementos principales

– En primer lugar deberemos de hacernos con esencia de trementina. Nos servirá tanto para diluir como para limpiar los pinceles. Es muy importante no utilizar aguarrás, especialmente muy puro o barato. Esto resecará los pinceles.

– La paleta para pintar también es muy importante. Es el soporte sobre el que elegiremos nuestros colores y realizaremos las mezclas oportunas.
La paleta clásica es la de madera. Una vez comprada es conveniente pasarla una mano de aceite de linaza y dejarla secar durante un tiempo. De esta forma no absorberá los aceites de las pinturas al óleo.
Hoy en día podemos encontrar con facilidad paletas de papeles desechables. De esta forma evitaremos tener que limpiar.

Como paleta casera podemos utilizar papel de aluminio.

– Conviene tener trapos de algodón para secar y lavar los pinceles. También vale papel de cocina.

– El barniz debe de ser, únicamente, barniz transparente para cuadros. Podemos encontrarlos de tres tipos : brillante, mate y satinado, y de dos formas de uso: con brocha o mediante aerosol.

Con el barniz además de proteger la pintura podemos utilizarle para resaltar colores.

Mi consejo es que dejéis secar bien la pintura. Después deis una capa suave de barniz y sigáis pintando sobre él. De esta forma podremos ir viendo cuál será su color definitivo.

Elementos auxiliares

Como elementos auxiliares se puede aplicar un acelerador de secado, llamado secado de cobalto, barniz holandés o polvo de mármol.

– El aceite de lino (de primera prensada) se utiliza para hacer más fluidas las pinturas, se necesita muy poca cantidad, ya que tarda bastante en secar y si abusamos puede amarillear con el paso de los años. También se utiliza el aceite de nueces para el mismo fin.

– Para acelerar el secado de la pintura se puede utilizar el secativo de cobalto, es muy práctico cuando las pinturas son muy grasas.

Consejos de uso general

Ponerse una bata a la hora de pintar. Pintar al óleo es una tarea que puede dejarnos en la ropa manchas imposibles de quitar. Si aun así te manchas puedes lavar la zona con agua tibia y jabón.

– Procura pintar en un lugar suficientemente iluminado y ventilado. De esta forma no forzaremos la vista al igual que nos cuidaremos de los vapores.
Lo ideal sería contar con una habitación de uso único y exclusivo para realizar estas tareas.

¿Con que puedo empezar?

Para empezar basta con unos cuantos colores básicos. Mi consejo es que sean los colores primarios, el blanco y el negro.
Con dos o tres pinceles será más que suficiente. Una espátula y esencia de trementina.
El lienzo o tabla contará con una capa de imprimación. Podemos utilizar gesso o pintura plástica blanca.

Formación

He de decir que antes de aprender a pintar primero hay que saber dibujar. Sobre todo si queremos seguir un estilo realista y que guarde las proporciones reales de los elementos.
Debemos de dominar las proporciones básicas. Para ello es casi imprescindible controlar las formas geométricas como triángulos, esferas o poliedros.
Saber aplicar tonos y conseguir volumen en los objetos es otra fase del proceso de dibujar a oleo.

Blanco y negro

Para empezar conviene realizar un dibujo en blanco, es decir, solo con figuras donde se comience a vislumbrar los diferentes tonos de cada plano o elemento.
Después seguiremos con una segunda fase donde dibujaremos un busto facetado sin color. En el encontraremos numerosos planos y tonos. De esta forma veremos las cosas de una manera singular, donde los tonos y las sombras dan volumen a todo lo que observamos.

Color

Una vez completados estos pasos pasaremos a la parte del color.
Debemos estudiar el color tomando como referencia el círculo cromático aprendiendo los colores básicos (primarios) para después trabajar los secundarios.
Conviene practicar los colores análogos, armónicos, con saturación, sin ella, así como tener conocimientos sobre cuáles son los colores cálidos y cuales los fríos.

El secado

A la hora de secarlo hay que esperar bastante tiempo en comparación con las acrílicas por ejemplo. Por ellos entre sesión y sesión deberíamos de esperar unos días antes de que se seque completamente.

A la hora de barnizar conviene esperar por lo menos 1 mes de secado.

Práctica

Una vez conseguido, en buena parte, estos procesos o conocimientos se puede empezar a pintar, por ejemplo, un bodegón.
Digo bodegón porque engloba todos los pasos. Posee dibujo, tono, color, volumen, diversidad material a la hora de representar texturas, objetos desde opacos hasta brillantes, transparentes (botella) o sólidos (manzana).

Una vez se domine el arte de pintar bodegones se puede seguir por lo más difícil, representar mediante pintura al óleo el cuerpo desnudo del ser humano.

Mi consejo es que la primera capa a la hora de pintar debe de ser muy diluida para las posteriores mezclar con un poco de trementita. Se puede añadir aceite de linaza pero es opcional.

No olvides a la hora de perfeccionar tu técnica que para aprender hay que experimentar. Animo y a por ello.

Fotos | Totenart