Skip to main content

Ya seas nuevo en el trabajo o un diseñador experimentado, la ansiedad que puede provocar un nuevo proyecto puede hacer que nos quedemos congelados. Esta parálisis creativa nos ha pasado a todos alguna vez. Nos quedamos mirando la página en blanco, incapaces de generar ideas y sabiendo que el tiempo se está perdiendo lentamente.

Así que hemos pensado que sería útil compartir nuestros consejos y trucos para superar la tiranía de la página en blanco y ayudar a que vuelva la inspiración.

Lo primero que debes saber es que no estás solo; El síndrome de la página en blanco tiene una base científica, con un conjunto de síntomas claramente identificables.

Todo comienza cuando te estresas. El estrés hace que el cerebro produzca hormonas que ralentizan las funciones neuronales, lo que solo sirve para aumentar los sentimientos de insuficiencia por la falta de chispa creativa y alimentar la ansiedad. Así se provoca una espiral a medida que la mente parece estar más vacía. Al final la página en blanco se convertirá en tu peor enemigo.

¡Pero no temas! Porque hay formas de superar esta parálisis y volver a la productividad.

Relájate

Una vez que estas en una espiral negativa, es muy difícil salir de ella. La mejor solución es evitar el agrave de este estado. Por ello hay que comenzar con el estado de ánimo adecuado. Esto significa establecer un ambiente de trabajo tranquilo incluso antes de sentarse enfrente del ordenador.

Hay que hacer todo lo posible para evitar distracciones importantes, como niños pequeños que necesitan atención o amigos “pesado”. No estamos diciendo que necesites una oficina en casa insonorizada, la mesa de la cocina podría estar bien, pero hay que programar el tiempo de trabajo de una forma sana. Si te es imposible concentrarte por el ruido un par de auriculares pueden ser útiles.

Evita las distracciones

distraccionesCualquier distracción interfiere con el trabajo. Las notificaciones de chat y correo electrónico son los equivalentes digitales de alguien que dice tu nombre desde el otro lado de una habitación. ¡Te distraerás! Trata de evitar o silenciar cualquier cosa que impida entrar en una mentalidad creativa. Te ayudará a separar mentalmente tu espacio de trabajo de todo lo demás.

En última instancia, debes crear un estado de ánimo que inconscientemente se asocie con ser productivo. Pero incluso cuando el ambiente de tu alrededor es perfecto, aún puede llevar un tiempo concentrarse. Los cerebros no se convierten en una máquina de creatividad con solo apretar un interruptor, así que ten paciencia contigo mismo. Y recuerda: todas esas notificaciones seguirán ahí cuando tengas tiempo libre para revisarlas.

Inspírate

El mundo que nos rodea está lleno de inspiración.

También pueden ayudar las ideas ya implementas de otras personas. Ya sea como punto de partida o para confeccionar nuevas ideas y puntos de vista. Luego simplemente es darle tu propio toque. Si estás buscando ideas tal vez te sea interesante ver este ejemplo de ilustraciones para tu página web.

Planifica antes

En lugar de forzarte para comenzar a diseñar en primera estancia, comienza creando plantillas o esquemas. Créenos si te decimos que no es una pérdida de tiempo.

Dedicar unos minutos a crear una plantilla u esquema te hará ahorrar tiempo a largo plazo; además, este tipo de actividad que no necesita de muchos detalles sirve como calentamiento. Incluso puede ayudar a detectar problemas potenciales en la futura implementación.

Se colaborativo y acepta las críticas

críticas página en blancoEn general, las personas no trabajan bien de forma aislada, por lo que colaborar con colegas es una excelente manera de hacer que fluyan las ideas de diseño. Al comenzar un proyecto, comuníquese con los amigos para informarles en qué va a trabajar y si tienen unos minutos que para ver que les parece.

Nunca esperes hasta el final de un proyecto para pedir opiniones. Involucrar a los colegas en el proceso desde el principio ayuda a contrarrestar la parálisis de la página en blanco. Trate de conseguir opiniones en vez de esperarlas, lo que podría causar un retraso en el proyecto.

Y, por supuesto, siempre hay que elegir un software de diseño que permita la colaboración en tiempo real. De esta manera todos los que trabajan en un proyecto puedan evitar conflictos de versión.

Conclusiones

Si sufres de parálisis de página en blanco, probablemente sea una señal de que empiezas a estar agotado. Una buena idea es configurar una alarma al otro lado de la habitación para tener que levantarse y apagarla. O simplemente tomate un momento para descansar, estirarse o incluso dar un paseo. Alejarse un rato de la pantalla es bueno para el cerebro y el cuerpo.

Al final, lo más importante que hay que recordar cuando se trata del síndrome de la página en blanco es que debes ser amable contigo mismo. Nadie puede ser productivo el 100 % todo el tiempo; después de todo, solo somos humanos.

Leave a Reply

×