Guía: Diseño Gráfico – Imagen de tu empresa

By 7 octubre, 2015Diseño Gráfico, Guías

El diseño gráfico es el proceso de organizar y disponer de una serie de factores y elementos con miras a, a partir de estos, realizar objetos destinados a producir comunicación visual con su receptor.

En nuestro caso, el diseño gráfico está representado mediante formas, dibujos o colores con significado. Por lo tanto la interpretación, ordenamiento y presentación visual son muy importantes ya que juegan un papel esencial en nuestro diseño.

Quién es el Diseñador Gráfico

El diseñador gráfico generalmente, en proyectos grandes, es la persona que conoce las posibilidades que se pueden aplicar al diseño y las coordina para unificarlas todas en una idea.
Podríamos decir que el diseñador gráfico es el director de orquesta que, conociendo todos los instrumentos y sabiéndolos utilizar correctamente, su función se base en unificar armónicamente a todos.

Por ello el diseñador gráfico debe de estar capacitado para usar todos estos elementos en perfecta composición y armonía.
Sabrá utilizar tanto técnicas para acertar con las proporciones, colores o estilos entre muchas otras, como las herramientas para llevarlas a cabo.

Quien es el Diseñador Gráfico - Diseño Gráfico

En qué se diferencia el diseño gráfico del diseño web

La gran diferencia del diseño gráfico es que no permite la interacción por parte del usuario.

En qué se diferencia el diseño gráfico del diseño webEn el diseño web todo se puede disponer de igual forma que en el gráfico, con la gran ventaja de poder estructúralo dinámicamente y de una forma fluida. Digamos que el diseño se podrá visualizar en múltiples espacios y permite extenderse fuera de la pantalla (podemos utilizar la barra de desplazamiento o scrolling).

En cambio, en el diseño gráfico hay que efectuar una pre visualización mucho más precisa, ya que a cualquier error con el trabajo ya avanzado puede ser fatal.
Como disponer los elementos que queremos en el lienzo de trabajo y la impresión que se quiere transmitir es fundamental asegurarlas al principio del proyecto.
El resultado será exactamente igual al diseñado, por lo que no atiende a factores externos de los que no tenemos ningún tipo de control como pasa en el navegador web.

Todo esto hace que el diseño gráfico sea un trabajo mucho más milimétrico y limitado (entendiendo por limitado el lienzo de trabajo).

La tipografía – Esencial en el Diseño Gráfico

Tanto en el diseño gráfico como en el diseño web la tipografía debe de ser muy cuidada, ya que generalmente el cartel, panfleto, flyer… tendrá un texto explicativo y será un punto de atención.
Sí que es verdad que antes de leer nos fijamos involuntariamente en los dibujos, pero una vez hayamos captado la atención con la ilustración o foto la tipografía hará su trabajo.

Hay que comprender que el texto impreso en nuestro artículo no es solo una información textual, sino que con la tipografía se le aporta sentimiento y sensaciones.
Tal vez quiera un estilo serio y profesional dando estilo serifa (“serif”- adornos ubicados en los extremos de las lineas) o algo más común y dinámico. También entra en juego otros aspectos como el tamaño de la tipografía, grosos, distancia entre caracteres…

El diseñador gráfico sabrá que tipografía le conviene mejor. Aun así podrá llevarle su tipografía o decirle cual es para utilizarla en su proyecto.

La tipografía – Esencial en el Diseño Gráfico Mimedu

La Imagen Corporativa en el Diseño Grafico

La imagen corporativa suele ser el reclamo principal de todo Diseñador Gráfico.
Dar una apariencia, imagen, impresión de tu empresa es fundamental para todo el mundo. Sin ella se forma un vacío de identidad enorme que puede perjudicar seriamente tu negocio.

Por ello el Diseño Gráfico se encarga de esta tarea, dotar de identidad a tu empresa.
También sirve como medio de comunicación mediante carteles, tarjetas, flyers… por lo que se puede decir que es paralelo al marketing.

El precio del Diseño Gráfico

El precio del Diseño GráficoCada diseñador trabaja de una manera y le describirá su forma de trabajar.
Al ser un producto que, al igual que las páginas web, se puede modificar a lo largo de su creación. Por lo que se deben de marcar una serie de condiciones para beneficio de ambas partes (diseñador y cliente).

Estas condiciones marcan el trabajo del diseñador y el resultado final para el cliente.
Por ejemplo: si un diseñador hace tú logo pero no admite que se puedan realizar cambios en él, beneficiará al diseñador porque no tendrá trabajo “extra” y perjudicará al cliente ya que si el diseño no es de su agrado no podrá hacer nada.
En cambio, si el diseñador no limita el número de esas posibles modificaciones, el cliente podría pedirle cambios a su antojo y al final el diseñador perdería tiempo y dinero.

Por ello el diseñador gráfico puede optar por marcar sus tarifas en una tabla según las modificaciones o estipular un precio final pero con un número fijo de modificaciones.

Un ejemplo ha sido el caso de un diseñador web que, debido a los cambios que le obligaban a hacer sus clientes en el diseño, actualizó sus precios de la siguiente manera:

Este diseñador web llamado Abaft, basándose en sus experiencias, publicó en Internet esta lista de precios donde el trabajo era más caro según la función participativa del cliente.

Lista de precios

Lo diseño todo yo – 100$
Yo diseño, tú miras – 200$
Yo diseño, tú aconsejas – 300$
Yo diseño, tú ayudas – 500$
Tú diseñas, yo ayudo – 800$
Tú diseñas, yo aconsejo – 1.300$
Tú diseñas, yo miro – 2.100$
Tú diseñas todo – 3.400$

Tras colgar el listado en la red social Imgur se convirtió en una imagen viral, sobretodo dentro de los diseñadores.

Este caso de ejemplo quiere ilustrar que muchas veces los clientes se intentan aprovechar del trabajo del diseñador. Al ser la persona que crea ese producto el cliente puede modificar cualquier estado del mismo y esto “relativamente” es así.

Digo relativamente porque, al ser un producto creado desde 0, claro que se admiten modificaciones. Si no fuera así no podríamos beneficiarnos (el cliente por un trabajo como él quiere y el diseñador por un trabajo bien hecho) de esta cualidad única de diseño a medida.
Pero no pasarse en modificaciones si no quieres que el precio suba.
Cada diseñador pondrá sus “reglas” para evitar confusiones y que ambas partes estén contentas con el acuerdo.

En general, si el diseñador es bueno, no necesitarás muchas modificaciones por lo que no habrá ningún problema.